La energía eólica del futuro se prueba en el ‘mar’ de Madrid

Existe un océano en Madrid y está en la Avenida del Arco de la Victoria, junto a la Ciudad Universitaria. Un piélago en miniatura de 100 metros de largo por casi cuatro de ancho. Lo alberga la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica, un edificio cuya esbelta torre, inspirada en el faro romano de Hércules, en A Coruña, revela la inspiración marinera del conjunto. De pronto, un zumbido, y la enorme pala que hay en el extremo de este mar empieza a moverse adelante y atrás, agitando las aguas, creando un tren de olas que van a estrellarse contra la maqueta, de unos cuatro metros de alto, de un molino eólico flotante, colocado en su centro. “Hemos comprobado que —los molinos reales— resisten olas de 31 metros de altura, como las que azotaron las costas del Índico en el tsunami de 2004”, explica Juan Amate, ingeniero industrial y responsable de tecnología offshore en Iberdrola Energía.

Esta piscina es en realidad el Canal de Ensayos Hidrodinámicos (Cehinar), inaugurado en 1967 y banco de pruebas de buques de todo tipo. “Desde los participantes en el Desafío español de la Copa América hasta embarcaciones de Navantia y Pescanova”, explica Luis Pérez Rojas, catedrático de Teoría del Buque. Para llegar a las instalaciones hay que atravesar un taller donde se fabrican las maquetas y en el que se amontonan cascos y quillas de madera y plástico. Ahora, la empresa eléctrica prueba en esta piscina sus diseños de aerogeneradores marinos, un intento de sacar partido de la energía de las corrientes de aire que soplan sobre el mar y que en el caso de España son muy aprovechables, especialmente en la provincia de A Coruña.

El potencial de la energía eólica marina es abrumador: de hasta 4.200 gigavatios solo en Estados Unidos, según el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL, en sus siglas en inglés), dependiente del gobierno de ese país. En España, que junto a Alemania está a la cabeza europea en producción de energía eólica, esta sumaba más de 22.000 megavatios a finales del pasado año, lo mismo que 50 plantas como la de Santa María de Garoña, y supuso el 18% del consumo energético en el mismo periodo, dos puntos más que el año anterior, según un informe elaborado por Red Eléctrica de España.

Por: Joaquín Buitrago

 

 

Advertisements

Posted on May 7, 2013, in Uncategorized. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: