Hallan en el ARN nuevas pistas sobre el origen de la vida

En cualquier ser vivo la información genética se encuentra almacenada en el ADN, pero la función del ARN consiste en traducir dicha información y permitir la síntesis de moléculas activas en el organismo.

La estructura de ambos es básicamente la misma: un grupo fosfato, una base nitrogenada y un glúcido. Estas tres moléculas tuvieron que aparecer separadas en la Tierra primitiva y luego de algún modo, que los químicos aún no entienden, combinarse para formar el ARN, esta es la idea más extendida en la comunidad científica.

John Sutherland junto con sus compañeros de laboratorio de la Universidad de Manchester han descubierto una posible teoría de cómo se pudieron juntar estas moléculas, a través de los rayos ultravioletas y los fosfatos. Los investigadores utilizaron moléculas presentes en la Tierra primitiva y provocaron reacciones químicas en modelos de ambientes geológicos como los que existieron en tiempos remotos.

Esto traducido para el caso del ser humano nos sitúa 100.000 años atrás en Sudáfrica, ya que tras el análisis genético de los hombres y mujeres modernos no concuerda con el nuestro, el del Homo Sapiens. Se piensa que nuestra cuna se halla en Sudáfrica debido a que se llevó a cabo un análisis de los genes de seres humanos de diferentes partes de África y la que más relación obtuvo con nuestra era fueron las poblaciones humanas que poblaron Sudáfrica.

fondo_vida

José y Valeria

Advertisements

Posted on January 21, 2013, in Uncategorized. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: